miércoles, 17 de febrero de 2010

Las máximas del Pocho

En los 90, la espesa bruma del champán salpicaba no sólo restos de pizza, no sólo al peronismo, sino también al psicoanálisis. Y fundamentalmente a los lacanianos. A varios se les quemó la croqueta en aquellos años. Y ni que hablar de los gérmenes foucaltianos "grupo sushi". Pero adelantándonos a que empiecen a echarle la culpa a Tinelli, a Arturo Puig, o a los Benvenutto, conviene atender al hecho de que “no todo” el psicoanálisis entró en la fiesta “significante champanera”. Un caso (no el único) es el del Pocho.



Lo que sigue son las máximas de las clases del 91, cuyas fotocopias están en el anexo de psicología (rosario)


Psicosis
Un analista contaba que él con un paciente neurótico estaba dispuesto a soñar, pero con un paciente psicótico hay que estar dispuesto a levantarte a las 2 de la mañana. Lo que no es lo mismo. Y esas efusiones amorosas con la locura que duran 30 días tienen que ver con el no saber de qué se trata. La fascinación con la locura cambia y se quiere tirar al loco por la ventana o tirarse uno.

Dinero
Veamos donde la gente pone la queja y donde la guita. Tal vez haya que revisar eso también en las entrevistas porque ustedes no tienen porque pagar los platos rotos. --Mire doctor, no le puedo pagar porque la Renault me aumentó la cuota a 2000 australes.
–Y…cómprese un Renault. Prefiero atender a uno que pone poquito pero con ganas y entusiasmo y no al de este discurso.

Incesto
No tengo nada contra las primas, pero en general agitan los fantasmas incestuosos.

Saadicos
Ahora, este Saadi, ¿Qué hijos da? ¿Los hijos que se hacen públicos quiénes son? La bestia de Luque, me refiero al padre. Ese es un hijo de Saadi, o sea un hijo de puta.

Imaginario
Uno después tiene lo imaginario, pero con lo imaginario a mi me parece que cada vez alcanza menos. Por ejemplo, Reutemann es puro imaginario, a predominio de lo imaginario. Como en general cuando se toma a cualquier ídolo ahí. Lo que opera en lo social ¿qué es? Una identificación pero a predominio de lo imaginario.

"No hay" dialogo
--…Porque usted es mi analista.
--No. Pará. Yo no soy tu analista. Si no empezamos a hablar todavía. Si usted hasta ahora se la ha pasado quejándose. Ni una pregunta se hizo. Ha venido a hablar mal de su madre. Hace horas que lo hace. Y se cree que esto es un análisis. Esto no es un análisis, un carajo. Esto es una pobre entrevista en donde hablamos mal de su madre.

Sexología
Si lo reprimido no fuera incestuoso, tendríamos que estudiar sexología y curaríamos a la gente con cursos intensivos de sexología. Pero con estos, la gente enferma más. Porque se enteran de todo lo que se puede hacer y no hacen y piensan -- Uy! Que mal que ando! . Les doy una fundamentación metapsicológica: si a alguien le engordan el ideal del yo lo angustian más, sobre todo con los chicos, cuando los padres le hacen saber que quieren que sea el mejor, y esto es padecer sin defensa la omnipotencia del adulto.

Dios
Todos tenemos derecho a creer y uno puede tener el derecho y sentirse bien porque cree en dios. Pero si uno se hace analizar, tiene que tener la valentía de hablar y decir de qué dios se trata.

5 comentarios:

Matías dijo...

Si tomar a cualquier ídolo es porque es puro imaginario, Reutemann es el ídolo porno supremo de la Argentina; nadie más puro imaginario. Increíble e inentendible lo de ese tipo.

musidora dijo...

me encanta lo que escribís
estuve pensando en la última frase: si creés en un dios tenes que tener el coraje de decir qué es ese dios

Matias Galarza dijo...

Si hay una palabra para designar algo Absurdo pero aumentado varias potencias más, eso indicaría lo que siento al solo pispear este blog... roza lo barra braba; no se cree.

Lacanocookistas dijo...

Que fifi que sos. Putea como un hombre. Aparte nosotros no entramos a este blog ni en pedo, el que entra sos vos, y si te vas a hacer el fifi andá un museo, no andes pelotudeando en un blog.

Neurótica mal dijo...

geniales estas frases, en particular la última. Somos tan pero tan grandes en nuestra potencia que hasta inventamos dioses para que nos inventen.
Renunciamos al merito de la creacion, tan humana e hija de puta que nos cuesta tanto en el dia a dia.
Minimo, tendriamos que hacernos un monumento